lunes, 13 de enero de 2014

La Red de Ciudades que Caminan apuesta por la tecnología para potenciar los caminos escolares


Los municipios asociados en la Red de Ciudades que Caminan contarán en breve con una nueva herramienta destinada a lograr que los desplazamientos hasta el colegio se realicen de una manera segura, sostenible y sociable, a través de una innovadora aplicación móvil y una página web que se han cofinanciado a través de una campaña de crowdfunding engoteo.org. La firma del convenio de colaboración entre Trazeo y la Red de Ciudades que Caminan tiene como objetivo potenciar la creación de proyectos de movilidad infantil sostenible en los municipios asociados a la Red, así como la conexión de comunidades de personas que trabajen por estos objetivos en toda España.
Más concretamente, a través de este convenio, los municipios recibirán formación sobre cómo utilizar la herramienta, libre y gratuita, para publicar y promocionar las rutas más seguras que utilicen los niños de forma autónoma, o a través depedibuses, grupos de escolares guiados por un adulto que hacen juntos el camino de ida y vuelta al centro educativo. A través de la web de Trazeo los miembros de las comunidades educativas (familias, profesores, centros, asociaciones) podrán crear y organizar grupos de pedibús, que podrán ser acompañados por familiares voluntarios, personas desempleadas de la comunidad, o monitores municipales o contratados por los centros o las ampas. La aplicación parasmartphones, que en un principio estará disponible para Android, será utilizada por el acompañante adulto del grupo, y servirá para geoposicionar a éste y para notificar a las familias de la llegada de los escolares al punto de salida y de llegada. Esta función permitirá conocer cuánto tiempo falta para que el grupo llegue al punto de recogida o al destino, permitiendo una mejor organización del tiempo de las familias.
Asimismo, los municipios y las familias recibirán las incidencias o notificaciones que el guía publique y que el grupo vaya encontrando a lo largo de su paseo, como pueden ser la ausencia de pasos de peatones, el mal estado del acerado de una calle, la posición de mobiliario urbano que haga más inseguro el cruce de una calle o la existencia en la acera de obstáculos que dificulten el caminar. El acompañante del pedibús será el único que tenga el teléfono con la aplicación, no será necesario que los niños lleven uno.

Según Pedro Pérez, miembro del equipo de Trazeo (www.trazeo.es), hoy en día los niños están perdiendo la oportunidad de ir al colegio andando junto a sus compañeros y descubriendo su entorno y las relaciones que en él se dan de forma progresiva, de manera que ya casi un 35% de ellos van en coche. La razón de esta pérdida se basa en el aumento del tráfico, los miedos de los adultos a dejar a los hijos solos o un estilo de vida basado en el coche que provoca además hábitos sedentarios.  


En opinión de Pablo Barco, coordinador Técnico de la Red de Ciudades que Caminan (www.ciudadesquecaminan.org), se trata de una innovación tecnológica y social de gran utilidad para dar visibilidad a los proyectos de movilidad infantil sostenible así como para crear rutas oficiales seguras, una iniciativa imprescindible para crear ciudades inteligentes donde las personas eligen caminar en sus desplazamientos diarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada